Campo fértil

Desafíos en la ganadería mexicana

Ganado Rancho Cerritos/Alex Vargas

Se acuña al emperador francés Napoleón Bonaparte la siguiente frase: China es un gigante dormido. Déjalo dormir, porque cuando despierte, moverá el mundo. Ustedes juzgarán lo que ha pasado. Bien se podría pensar lo mismo de las regiones tropicales de México donde la vastedad de sus recursos naturales, resguardo de conocimientos y diversidad de recursos genéticos son patrimonio de la humanidad.

En el libro La Ganadería en América Latina y el Caribe, el doctor Miguel García Winder en su colaboración menciona algunos de los desafíos fundamentales a los que se enfrenta la ganadería en la región y que son de gran relevancia en México.

En el presente artículo, describiré brevemente algunos de los desafíos que los involucrados en la ganadería en México debemos atender con la finalidad de impulsar el desarrollo de sistemas ganaderos sustentables, incluyentes y competitivos.

  1. Estructura agraria. La composición demográfica nos indica un cambio generacional, el cual se debe atender para generar oportunidades y evitar la migración, siendo la ganadería una actividad generadora de riqueza que puede funcionar como elemento clave para el arraigo de las nuevas generaciones. La importancia económica del sector agrícola de América Latina y el Caribe es evidente, ya que la ganadería representa 46% del PIB agrícola regional (FAO, 2009; 2014).
  2. La necesidad de generar tecnologías y otras intervenciones diferenciadas. Los diferentes sistemas de producción que forman parte de la cadena productiva: agronegocios, ganadería familiar y ganadería de subsistencia tienen diferentes impactos en la economía del país; atender sus necesidades de manera diferenciada y acuerdo a sus puntos débiles contribuirá al desarrollo de la ganadería. Las instituciones financieras bancarias y no bancarias, así como aquellas que financian y fomentan la inversión productiva en el sector primario, juegan un papel fundamental para la generación de nuevas tecnologías y su transferencia a los sistemas productivos.
  3. Acceso a los recursos productivos. La tenencia de la tierra es un asunto primordial para brindar certeza jurídica, siendo fundamental, entre otros temas, para la canalización de más financiamiento al sector rural, y uno de los caminos posibles para reducir la pobreza económica.
  4. Los recursos naturales, el clima y la sustentabilidad de los sistemas planetarios. Nos enfrentamos a la época de mayor inestabilidad climática. Se estima que cerca de 70 % de las tierras dedicadas al pastoreo muestran algún tipo de degradación (FAO, 2009). El aumento en la temperatura impacta en la eficiencia productiva y reproductiva, la productividad de las pasturas disminuye, el surgimiento de nuevas enfermedades y brotes más fuertes de enfermedades tradicionales son cuestiones que se presentan con mayor frecuencia.

En la segunda entrega concluiremos los desafíos a los que se enfrenta la ganadería, y resaltaremos la importancia de la capacitación en el sector primario.

Fuente: Mario Alberto Santiago Ortega en El Economista

Acerca del autor

Michelle Cosme

Michelle Cosme

Escritora y adulta en proceso, amante de las letras, el cacao y el arte; colaboradora entusiasta de medios digitales y maratonista... de series.

Creadora literaria millennial, haciendo de las letras un estilo de vida; para ella la literatura y el café tienen la misma esencia.

Agregar Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario